Descubriendo Berlín, la ciudad que renació sin perder su esencia

Berlín es un destino que ofrece tantos atractivos como días quieras pasar en él o en sus alrededores. ¿Sabías que es hasta 9 veces más grande que París? Siempre habrá en este lugar algo que descubrir, un lugar que visitar o una historia que conocer. Por eso, tener en mente cuáles son sus 9 imprescindibles puede ayudarte a planificar el viaje a una ciudad que no te dejará indiferente.

9 cosas imprescindibles que debes ver o hacer en Berlín

Solo una ciudad como Berlín es capaz de transformar su pasado en futuro, sin olvidar su impactante historia. Convertir un icono destruido de la Guerra Fría en una elegante y centelleante plaza, o aprovechar el rastro del Muro de Berlín para diseñar un concurrido carril bici son solo dos ejemplos de lo que se puede conseguir si se cuenta con el dinamismo, la fuerza y el espíritu necesarios. ¡Estas 9 ideas te ayudarán a comprobarlo!

1. Cruza la Puerta de Brandenburgo

Aunque la mítica y emblemática Puerta de Brandenburgo y sus alrededores han recuperado el esplendor y el ambiente animado que les caracterizaban, se sigue percibiendo que durante años hizo las veces de frontera abandonada. Si te fijas bien, el este y el oeste de este histórico monumento guardan muchas e importantes diferencias. Cruza la puerta con los ojos bien abiertos para percibirlas todas.

2

2. Recorre el Reichstag y descubre su historia

Fue la sede de Hitler cuando alcanzó el poder y, tras haber sido reconstruido después de sufrir un incendio, ahora es utilizado por el parlamento alemán, que se reúne bajo su imponente cúpula.

El edificio se puede visitar si previamente realizas una reserva. Merece la pena conocer este lugar al inicio del viaje, para hacerte una idea de lo que significó este edificio. Y no olvides disfrutar de las vistas.

3. Emociónate con los restos del Muro de Berlín

No se puede visitar Berlín sin vislumbrar la división que en su día significó el levantamiento de los 155 kilómetros que conformaron el Muro de Berlín. En su afán por no olvidar ni una sola línea de su historia, los alemanes conservan con cuidado los restos del muro que aún se mantienen en pie.

8.JPG

Eso sí, en gran parte de sus paredes encontrarás pintadas y obras de arte que le aportan ese aire optimista a la construcción. Con nombre de galería de arte, la East Side Gallery no te dejará indiferente.

4. Súmate al recuerdo eterno: el Monumento al Holocausto

No se anuncia su presencia con grandes carteles, ni encontrarás en su interior paneles informativos con explicaciones. El Monumento a los judíos de Europa asesinados durante el Holocausto no se exhibe, solo se levanta silencioso y abierto a quien lo quiera recorrer. Y quien lo haga, sin duda, sentirá una sensación diferente a la que sintió su anterior visitante.

5

Esa, quizá, era la intención: que cada uno interprete por sí mismo lo que el conjunto de 2.711 bloques de hormigón quiere decirnos. A mí, las losas estratégicamente alineadas por toda la superficie, cada una con una altura diferente, me hablaron de frialdad, soledad, ansiedad y mucha confusión.

Monumento al Holocausto

5. Deslúmbrate al caer la noche en la Postdamer Platz

Si puedes, visita este lugar de noche. Es el punto en el que se comenzó a derribar el Muro y ahora, gracias a una reconstrucción integral, se ha convertido en un signo de modernidad, compuesto por una serie de edificios que por la noche se iluminan y cambian de color. Un punto lumínico repleto de bares, restaurantes, oficinas e incluso una conexión Wi-Fi gratuita para los transeúntes.

6. Tómate una cerveza con vistas en el Monkey Bar

Después de una larga jornada de turismo por la ciudad, se me ocurren pocos planes mejores que probar una de las renombradas cervezas alemanas en el Monkey Bar, un restaurante situado en la décima planta de un centro comercial que cuenta con un gran ventanal, desde el que se puede contemplar gran parte de la ciudad. Pero sin duda lo más curioso que verás desde este bar es el Zoo de Berlín. Fíjate bien y seguro que descubres a algún mono saltando de árbol en árbol.

Y, si no te gusta la cerveza, no te preocupes: también tienen una gran variedad de vinos y una carta verdaderamente original.

7. Visita el barrio judío

En Berlín no existe un barrio judío propiamente dicho, pues esta comunidad ha estado siempre repartida en diferentes vecindarios. Pero Scheunenviertel es lo que más se le parece. Es interesante conocer esta parte de la ciudad por su aire creativo y revolucionario, que se respira a cada paso.

Al hacerlo, no te pierdas el Hackesche Höfe, un conjunto de patios y edificios que, por sus fachadas y su ambiente, se ha convertido en toda una atracción turística. Recorrerlos te encogerá el corazón.

No abandones este barrio sin tomarte algo en el Mein Haus am See. Es un local tan único que sus propios dueños afirman que no se trata ni de un bar, ni de un restaurante, ni de un pub, ni de una discoteca. Entonces, ¿qué es? Un lugar con una decoración singular que, conforme avanza la tarde, se va llenando de gente que se sienta relajadamente en sus sofás de piel o en las gradas que se elevan hacia el techo al fondo del local. Toda una experiencia.

8. No olvides degustar las delicias de la gastronomía alemana

No se puede conocer a fondo una ciudad sin probar sus platos más típicos. Codillos asados, embutidos, salchichas de todos los tipos y sabores, sabrosos guisos y cremas o pasteles de rellenos de fruta. Necesitarás muchos días para poder probarlo todo.

9. Disfruta también de su arte callejero

Conocida por muchos como la capital de arte callejero, cada vez que te muevas de un punto a otro de Berlín es muy probable que te encuentres con bonitos graffitis e incluso con verdaderas obras de arte. ¡Abre bien los ojos!

Seguro que son muchas las atracciones interesantes que no están incluidos en esta lista: la Catedral de Berlín, el Checkpoint Charlie, la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm, el Museo de Pérgamo, los campos de concentración

Si vas a visitar Berlín durante varios días podrás disfrutar de todos ellos, pero en este artículo he querido recomendarte una selección de lo que considero más atractivo e interesante de la ciudad. Una serie de propuestas que te permitirán percibir los increíbles contrastes y la permanente evolución a la que está sometida esta importante capital europea.

Deja un comentario