6 lugares que no debes perderte si decides viajar a Escocia

Estreno el apartado de turismo y viajes del blog hablando sobre uno de los mejores destinos de Europa: Escocia. Aunque Edimburgo no suele aparecer en las listas de las ciudades europeas más visitadas, después de conocer este país el pasado mes de septiembre te aseguro que sí merece la pena organizar un viaje a Escocia.

En Edimburgo y Escocia, en general, hay tanto que ver que no sería capaz de recomendarte únicamente 10 o 15 lugares o actividades. Además, es probable que no tengas tiempo de verlo todo, por eso he querido reducir esta lista, incluyendo solo los que considero que son los 6 “imprescindibles” de Escocia. Para que añadas o descartes lo que quieras, pero siempre manteniendo estas 6 “joyas”.

En nuestro viaje optamos por hacer una ruta por Escocia en coche. Es la mejor opción, porque la belleza de este país se extiende por todo su territorio. Las Tierras Altas de Escocia (Highlands) albergan paisajes sorprendentes y en ellas se encuentran algunos de los pueblos más bonitos que he visto nunca.

mapa_escocia

Mapa de Escocia con la ruta que realizamos en coche, durante 5 días.

Si también optas por alquilar un coche, en esta lista encontrarás 6 lugares increíbles. Visitamos muchos más, pero estos son los que no deberías perderte si visitas Escocia, sea como sea tu viaje. ¡Toma nota!

1. Edimburgo: la capital escocesa

Si te preguntas qué ver en Escocia, seguro que has pensado en Edimburgo. No descartes pasar una o dos noches en esta preciosa ciudad. No en vano, es la segunda más visitada de Reino Unido (después de Londres, claro).

Si hay algo que caracteriza a esta ciudad escocesa es su arquitectura. Está dominada por su imponente castillo y cada edificio, cada fachada o tejado, es más peculiar que el anterior.

Royal Mile Market

No dejes de caminar por la avenida Royal Mile y anímate a entrar en su mercado, el Royal Mile Market. Ofrece productos de artesanía realmente autóctonos.

Culmina tu visita a Edimburgo dando un rodeo a la Grassmarket Square, la plaza más animada de toda la ciudad.

Este es un buen lugar para probar uno de los emblemas de país: el whisky. Si te gusta, puedes probar uno de los que ofrecen en Greyfriars Bobby’s Bar, justo al lado de la estatua del célebre perro que permaneció 14 años al lado de la tumba de su dueño, hasta su propia muerte.

2. Stirling y su inexpugnable fortaleza

¿Conoces la película Braveheart? En ella, Mel Gibson encarna a William Wallace, el “Héroe de Escocia”,  que participó en la Batalla del Puente de Stirling durante una de las guerras de independencia, en 1297.

Además de por su interés histórico, hay que conocer este lugar por su imponente castillo y por el paisaje que desde él se puede contemplar. No dudes en dar un paseo por el centro de la ciudad, será como viajar en el tiempo.

3. La rocosa isla de Skye

Skye es la segunda isla más grande de Escocia (Lewis y Harris es la primera). Pero, sin duda, lo más destacable de este lugar es su accidentado relieve. Por supuesto, la isla también está plagada de castillos, que te sorprenderán durante todo el viaje.

Antes de cruzar a Skye, te encontrarás con la localidad de Kyle of Lochalsh, la “puerta de acceso” a la isla, y, muy cerca, en Dornie, se encuentra uno de los castillos más fotografiados de Escocia, el Castillo de Eilean Donan.

Una vez en la isla, te recomiendo que entres a Portree, su ciudad insignia. Los colores de sus edificios y su tradición pesquera lo convierten en un lugar muy especial.

4. El Castillo de Urquhart, con el lago Ness a sus pies

Si el tiempo en Escocia lo permite, visitar el lago Ness es prácticamente obligatorio. Seguro que conoces la leyenda: desde hace más de 1.500 años existe la creencia de que un enorme monstruo marino, conocido popularmente como Nessie, habita las profundas aguas del lago, cuya longitud es de 36,3 kilómetros y su profundidad media de… ¡226 metros!

El Castillo de Urquhart, una auténtica fortaleza en ruinas del siglo XIII, preside el lago Ness. En 1962 fue víctima de los ataques del ejército inglés y posteriormente pasó a formar parte del Patrimonio Nacional Escocés.

5. Aberdeen, la “ciudad del granito”

De Aberdeen, la Capital Petrolera de Europa, destacaría dos cosas: su extensa costa y su animado ambiente universitario. Te recomiendo dedicar una parte de tu tiempo a recorrer su pintoresco casco histórico.

Una de las “perlas” que te puedes encontrar mientras caminas por la ciudad es el Soul Baruna iglesia convertida en pub. Prácticamente todos sus elementos arquitectónicos se conservan intactos, pero se han habilitado para convertir el lugar en un bar realmente impresionante.

Los precios no son muy económicos, pero merece la pena entrar a tomar algo para visitar este místico local.

6. La antigua Saint Andrews

Saint Andrews, aunque pequeña, es una de las ciudades más antiguas de Escocia, y eso se nota en sus calles. Pero, sobre todo, se puede percibir en su antigua catedral, de la que se conservan solo las ruinas. En su momento, era la más grande de todo el país y recorrerla hará que te invada una sensación extraña, entre nostálgica y misteriosa.

Además, su universidad pública también es muy importante por el mismo motivo: su antigüedad. Su historia se remonta hasta el año 1410.

Y, entre un lugar y otro, gastronomía y paisajes escoceses

Todos estos lugares son impresionantes y deberías visitarlos si decides viajar a Escocia. Pero no olvides disfrutar, también, del camino. Probar deliciosos y extraños platos, saludar a una imponente vaca escocesa, descubrir castillos de cuento o fotografiar montañas que solo habías visto en películas.

Los trayectos entre unos puntos y otros son oportunidades únicas para disfrutar de la gastronomía escocesa y de sus impresionantes paisajes.

Uno de los principales problemas que encontramos a la hora de organizar el viaje a Escocia fue la gran cantidad de recomendaciones sobre lugares que visitar que encontramos en Internet. Tuvimos que dedicar mucho tiempo a descartar opciones que, por sus descripciones, nos habría encantado incluir en nuestro plan.

Por eso, creo que esta guía con los 6 “imprescindibles” de Escocia puede ser muy útil si no se dispone de mucho tiempo. Visitando estos 6 lugares podrás hacerte una idea muy aproximada de lo que este país representa: inmensidad y tradición a partes iguales.

2 comentarios en “6 lugares que no debes perderte si decides viajar a Escocia

  1. Nacho dijo:

    Gracias, me ha encantado…tengo muchas ganas de ir y después de leer tu artículo muchas más. Lo tendré muy en cuenta a la hora de planificar el viaje.

Deja un comentario